miércoles, 27 de mayo de 2015

dia 27

Estaba tan tranquila escuchando música en el vagón del metro que casualmente decidió quedarse solo, única y exclusivamente como si estuviera deseando verme así.
Que casual.
En un momento dado del trayecto he levantado la mirada, me he mirado en el espejo de la ventanilla de en frente, y me he visto, con la mirada perdida y lagrima por mis mejillas,  sin mucho  que decirme para no llorar, sin un motivo en ese momento, solo llorando sola, en una intimidad forzada.
Me he encontrado abrazando mis rodillas contra mi pecho,  con  una de las miradas más tristes que me he echado a mi misma en la vida, pero sobre todo, sola.
Entonces, cuando me había propuesto decirme una frase alentadora a mi misma que me obligara a dejar de llorar, he decidido cerrar los ojos, apoyar la espalda en el respalda, mirar al techo y llorar tranquila, y sentir que mis lágrimas limpiaban  toda la mierda que tengo encima desde hace ya un mes.
Por que me tengo que obligar a sonreír o a llorar sin ganas?
Es que acaso hay algo que me  prohíba sentirme así?
 Mi cabeza solo es un bombardeo de pensamientos, de recuerdos mezclados con sonrisas espontaneas y con llantos desesperados... cuando no debería estar así.
Me confundes, pero ya te he calado.
Ya no hablo con nadie, de nada. He llegado aun límite en el que prefiero amargarme sola que amargar a nadie con unas lágrimas que me avergüenzan y para colmo, no puedo explicar.
Tampoco te ha importado que cargue con esta mierda sola, y tampoco te ha importado ni una de ellas, que sabes perfectamente que son por ti.
Y eso, me ha hecho sentir mas estúpida, mas miserable y mas sola en todo esto.
Ya me he enterado de que tu estás muy bien, y si fuera un poco mas mala y un poco más lista,  me molestaría, pero dios sabe que lloro por lo que lloro pero que no paro de alegrarme cuando se que estás mejor.
Que estúpida soy, porfavor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario